Los 10 errores más comunes al usar una VPN y ¿Cómo Evitarlos?

VPN en tablet
Foto de perfil de Gerardo Rendón
Gerardo Rendón
Webmaster

Siempre he sentido una profunda conexión con la tecnología y el emocionante universo de los negocios. En mis momentos de ocio, disfruto jugando basketball, el cual es mi hobbie favorito.

Una VPN (Virtual Private Network) es una herramienta que te permite navegar por Internet de forma segura y privada, al crear una conexión cifrada entre tu dispositivo y un servidor remoto. Con una VPN, puedes acceder a contenidos restringidos por tu ubicación geográfica, proteger tus datos de hackers y espías, y evitar el rastreo y la censura de tu proveedor de Internet.

Sin embargo, usar una VPN no es tan simple como instalar una aplicación y pulsar un botón. Hay ciertos errores que puedes cometer al usar una VPN que pueden comprometer tu seguridad, privacidad y experiencia de navegación. En este artículo, te mostramos los 10 errores más comunes al usar una VPN y cómo evitarlos.

Error 1: Usar una VPN gratuita o de baja calidad

No todas las VPN son iguales. Hay muchas VPN gratuitas o de bajo costo que ofrecen un servicio deficiente, inseguro o incluso malicioso. Estas VPN pueden:

  • Tener una velocidad lenta, una conexión inestable o una limitación de datos.
  • No cifrar adecuadamente tu tráfico o usar protocolos obsoletos o vulnerables.
  • Registrar tu actividad, vender tus datos o exponerlos a terceros.
  • Contener malware, publicidad o rastreadores.
  • No tener una política de reembolso o un servicio de atención al cliente.

Para evitar este error, debes elegir una VPN de confianza, que tenga una buena reputación, una política de privacidad transparente, una amplia red de servidores, un cifrado de alto nivel, una garantía de devolución de dinero y un soporte técnico eficiente. Algunas de las mejores VPN del mercado son ExpressVPN, NordVPN, Surfshark y CyberGhost.

Error 2: No verificar tu dirección IP y tu fuga de DNS

Una de las principales funciones de una VPN es ocultar tu dirección IP real y asignarte una nueva dirección IP del país que elijas. De esta forma, puedes acceder a contenidos bloqueados y evitar el rastreo de tu ubicación. Sin embargo, a veces puede ocurrir que tu dirección IP real se filtre a través de la VPN, lo que se conoce como una fuga de IP.

Otro tipo de fuga que puede afectar a tu privacidad es la fuga de DNS (Domain Name System). El DNS es el sistema que traduce los nombres de dominio (como www.bing.com) en direcciones IP. Normalmente, tu proveedor de Internet es el encargado de resolver las consultas DNS, lo que significa que puede ver qué sitios web visitas. Una VPN debe usar sus propios servidores DNS para evitar que tu proveedor de Internet vea tu actividad, pero a veces puede ocurrir que tu dispositivo siga usando los servidores DNS de tu proveedor, lo que se conoce como una fuga de DNS.

Para evitar este error, debes verificar tu dirección IP y tu fuga de DNS cada vez que te conectes a una VPN. Puedes hacerlo usando herramientas gratuitas como ipleak.net o dnsleaktest.com. Si detectas alguna fuga, debes cambiar de servidor, de protocolo o de VPN.

Error 3: No usar el protocolo adecuado

Un protocolo VPN es el conjunto de reglas y algoritmos que se usan para establecer y mantener la conexión entre tu dispositivo y el servidor VPN. Hay diferentes tipos de protocolos VPN, que varían en términos de velocidad, seguridad y compatibilidad. Algunos de los protocolos VPN más comunes son:

  • OpenVPN: Es el protocolo más popular y recomendado, ya que ofrece un buen equilibrio entre velocidad y seguridad. Es de código abierto, lo que significa que es auditado y actualizado constantemente. Es compatible con la mayoría de los sistemas operativos y dispositivos.
  • IKEv2/IPSec: Es un protocolo moderno y seguro, que ofrece una alta velocidad y una buena estabilidad. Es ideal para dispositivos móviles, ya que puede reanudar la conexión rápidamente después de cambiar de red. Es compatible con Windows, Mac, iOS y Android.
  • L2TP/IPSec: Es un protocolo antiguo y seguro, que ofrece una velocidad moderada y una compatibilidad amplia. Sin embargo, puede ser bloqueado por algunos cortafuegos o proveedores de Internet. Es compatible con la mayoría de los sistemas operativos y dispositivos.
  • PPTP: Es el protocolo más antiguo y rápido, pero también el menos seguro. No se recomienda su uso, ya que puede ser fácilmente interceptado o vulnerado. Es compatible con la mayoría de los sistemas operativos y dispositivos.

Para evitar este error, debes usar el protocolo adecuado según tus necesidades y preferencias. La mayoría de las VPN te permiten elegir el protocolo que quieras usar, o te asignan el protocolo óptimo automáticamente. En general, se recomienda usar OpenVPN o IKEv2/IPSec, y evitar PPTP.

Error 4: No activar el interruptor de corte (kill switch)

Un interruptor de corte (kill switch) es una función que corta tu conexión a Internet si tu VPN se desconecta o falla. De esta forma, evita que tu tráfico se filtre a través de tu proveedor de Internet o de una red pública, lo que podría exponer tu identidad, tu ubicación y tu actividad.

Para evitar este error, debes activar el interruptor de corte siempre que uses una VPN. La mayoría de las VPN de calidad tienen esta función integrada, y te permiten configurarla según tus preferencias. Por ejemplo, puedes elegir qué aplicaciones o dispositivos se desconectan si tu VPN falla, o si quieres que tu VPN se reconecte automáticamente.

Error 5: Conectarte al servidor equivocado

El servidor VPN al que te conectas puede tener un gran impacto en tu velocidad, tu privacidad y tu acceso a contenidos restringidos. Algunos factores que debes tener en cuenta al elegir un servidor VPN son:

  • La distancia: Cuanto más lejos esté el servidor VPN de tu ubicación real, más lenta será tu conexión. Por eso, se recomienda elegir un servidor VPN cercano a ti, a menos que quieras acceder a contenidos de otro país.
  • La carga: Cuanto más usuarios estén conectados a un servidor VPN, más lenta será tu conexión. Por eso, se recomienda elegir un servidor VPN con poca carga, o que tenga una buena capacidad de ancho de banda.
  • La ubicación: Si quieres acceder a contenidos restringidos por tu ubicación geográfica, debes elegir un servidor VPN del país que te interese. Por ejemplo, si quieres ver Netflix de Estados Unidos, debes conectarte a un servidor VPN de Estados Unidos.
  • La seguridad: Si quieres proteger tu privacidad y evitar la censura, debes elegir un servidor VPN de un país que tenga una buena legislación en materia de protección de datos y libertad de expresión. Por ejemplo, se recomienda evitar los servidores VPN de los países que forman parte de la alianza de los 14 ojos, que comparten información de inteligencia entre sí.

Para evitar este error, debes elegir el servidor VPN más adecuado para tu propósito y situación. La mayoría de las VPN te ofrecen una lista de servidores disponibles, y te indican la distancia, la carga, la ubicación y la seguridad de cada uno. Algunas VPN también tienen servidores especializados para ciertas actividades, como streaming, torrenting o gaming.

Error 6: Usar una VPN solo en tu navegador

Algunas VPN ofrecen extensiones para tu navegador, que te permiten activar la VPN solo en tu navegador, sin afectar al resto de tu tráfico. Esto puede ser útil si solo quieres acceder a contenidos restringidos o evitar el rastreo de tu proveedor de Internet en tu navegador, pero tiene algunas desventajas:

  • No protege tu tráfico de otras aplicaciones o dispositivos, que pueden filtrar tu información o exponerte a ataques.
  • No protege tu tráfico de tu navegador de otras fuentes, como las cookies, los scripts o los complementos, que pueden rastrear tu actividad o inyectar malware.
  • No ofrece la misma seguridad y fiabilidad que una VPN de escritorio o móvil, que cifra todo tu tráfico y tiene más funciones y opciones.

Para evitar este error, debes usar una VPN en todo tu dispositivo, no solo en tu navegador. Si quieres usar una extensión de navegador, debes asegurarte de que sea de una VPN de confianza, y de que la combines con otras medidas de seguridad, como un bloqueador de anuncios, un limpiador de cookies y un antivirus.

Error 7: No configurar tu VPN correctamente

Una VPN puede tener muchas opciones y ajustes que puedes personalizar según tus preferencias y necesidades. Sin embargo, si no configuras tu VPN correctamente, puedes reducir tu seguridad, tu privacidad y tu rendimiento. Algunos de los aspectos que debes configurar correctamente son:

  • El cifrado: Es el método que se usa para proteger tu tráfico de ser interceptado o modificado. La mayoría de las VPN usan el cifrado AES (Advanced Encryption Standard), que es el más seguro y el más usado. Sin embargo, puedes elegir el nivel de cifrado, que puede ser de 128 bits, 192 bits o 256 bits. Cuanto mayor sea el nivel de cifrado, mayor será la seguridad, pero menor será la velocidad. Se recomienda usar el cifrado AES de 256 bits, que es el más equilibrado y el más usado.
  • El modo de operación: Es el método que se usa para dividir y cifrar los datos en bloques. Hay diferentes modos de operación, que varían en términos de seguridad y eficiencia. Algunos de los modos de operación más comunes son CBC (Cipher Block Chaining), CFB (Cipher Feedback), OFB (Output Feedback) y GCM (Galois/Counter Mode). Se recomienda usar el modo de operación GCM, que es el más seguro y el más rápido.
  • El nivel de compresión: Es el método que se usa para reducir el tamaño de los datos que se envían a través de la VPN. La compresión puede mejorar la velocidad y el rendimiento de la VPN, pero también puede aumentar el riesgo de fuga de datos o de ataques. Se recomienda usar un nivel de compresión bajo o nulo, o desactivar la compresión por completo.

Para evitar este error, debes configurar tu VPN correctamente, según tus necesidades y preferencias. La mayoría de las VPN te ofrecen una configuración predeterminada, que suele ser la más óptima y segura, pero también te permiten modificarla según tu criterio. Si no estás seguro de cómo configurar tu VPN, puedes consultar la guía de usuario o el soporte técnico de tu VPN.

Error 8: No usar una VPN cuando la necesitas

Aunque usar una VPN puede tener muchos beneficios, hay algunas situaciones en las que usar una VPN es especialmente importante o necesario. Algunas de estas situaciones son:

  • Cuando usas una red pública o no segura, como la de un aeropuerto, un hotel, un café o una biblioteca. Estas redes pueden estar expuestas a hackers, espías o ladrones, que pueden robar o alterar tus datos, o infectar tu dispositivo con malware.
  • Cuando accedes a contenidos sensibles o personales, como tu correo electrónico, tus redes sociales, tus cuentas bancarias o tus servicios de salud. Estos contenidos pueden ser interceptados o rastreados por tu proveedor de Internet, por el gobierno, por anunciantes o por ciberdelincuentes, que pueden usarlos para fines maliciosos o ilegales.
  • Cuando viajas a un país con una legislación restrictiva o una censura severa, como China, Rusia, Irán o Turquía. Estos países pueden bloquear o limitar el acceso a ciertos sitios web, aplicaciones o servicios, como Google, Facebook, WhatsApp o Netflix, o vigilar y castigar a los usuarios que los usen.
  • Cuando quieres ahorrar dinero en compras online, como billetes de avión, hoteles, coches de alquiler o suscripciones. Algunos sitios web o servicios pueden variar el precio de sus productos o servicios según tu ubicación geográfica, tu historial de navegación o tu dispositivo. Con una VPN, puedes cambiar tu ubicación y evitar estos factores que influyen en el precio.

Para evitar este error, debes usar una VPN siempre que te encuentres en alguna de estas situaciones, o en cualquier otra que pueda poner en riesgo tu seguridad, tu privacidad o tu acceso a contenidos. La mayoría de las VPN te permiten activar y desactivar la VPN con un solo clic, o programarla para que se active automáticamente según ciertas condiciones.

Error 9: Usar una VPN para actividades ilegales o inmorales

Una VPN puede ofrecerte una gran protección y libertad en Internet, pero eso no significa que puedas usarla para hacer lo que quieras sin consecuencias. Usar una VPN para actividades ilegales o inmorales, como descargar o distribuir contenido pirata, acceder o difundir material pornográfico infantil, realizar fraudes, estafas o ataques informáticos, o evadir impuestos, puede tener graves repercusiones legales o éticas. Algunas de estas repercusiones son:

  • Ser detectado y rastreado por las autoridades, los propietarios de los derechos de autor, los proveedores de servicios o las víctimas, que pueden usar métodos avanzados para identificar y localizar a los infractores, como la huella digital del navegador, el análisis de tráfico o la cooperación internacional.
  • Ser denunciado o demandado por tu VPN, que puede tener una política de tolerancia cero con las actividades ilegales o inmorales, y que puede registrar o revelar tu información si recibe una orden judicial o una solicitud legal.
  • Ser bloqueado o suspendido por tu VPN, que puede tener unos términos y condiciones de uso que prohíben las actividades ilegales o inmorales, y que puede monitorizar o limitar tu tráfico si detecta algún comportamiento sospechoso o abusivo.
  • Ser sancionado o multado por tu país, que puede tener unas leyes o normas que castigan las actividades ilegales o inmorales, y que puede aplicarlas si tienes pruebas o testimonios en tu contra.

Para evitar este error, debes usar una VPN de forma responsable y respetuosa, y cumplir con las leyes y normas de tu país y de los países a los que te conectes. Una VPN no es una licencia para hacer lo que quieras, sino una herramienta para proteger tu seguridad y tu privacidad.

Error 10: No actualizar o revisar tu VPN regularmente

Una VPN es un software que necesita ser actualizado y revisado regularmente, para garantizar su correcto funcionamiento, su seguridad y su eficiencia. Si no actualizas o revisas tu VPN regularmente, puedes encontrarte con problemas como:

  • Una conexión lenta, inestable o intermitente, que puede afectar a tu experiencia de navegación, a tu productividad o a tu entretenimiento.
  • Una fuga de datos, que puede comprometer tu seguridad, tu privacidad o tu acceso a contenidos restringidos.
  • Un mal funcionamiento, que puede impedir que te conectes a la VPN, que cambies de servidor o de protocolo, o que uses algunas funciones o ajustes.
  • Una vulnerabilidad, que puede exponerte a ataques, a malware o a espionaje.

Para evitar este error, debes actualizar o revisar tu VPN regularmente, siguiendo estos consejos:

  • Actualiza tu VPN cada vez que haya una nueva versión disponible, que puede incluir mejoras, correcciones o nuevas funciones. La mayoría de las VPN te notifican cuando hay una actualización, o la realizan automáticamente.
  • Revisa tu VPN cada cierto tiempo, para comprobar que funciona correctamente, que no tiene fugas, que tiene el protocolo adecuado, que tiene el interruptor de corte activado, y que tiene la configuración óptima. Puedes usar herramientas gratuitas como las que mencionamos en el error 2, o consultar la guía de usuario o el soporte técnico de tu VPN.
  • Cambia tu VPN si no estás satisfecho con su servicio, su seguridad o su rendimiento. Hay muchas VPN en el mercado, que ofrecen diferentes características, precios y garantías. Puedes comparar y probar diferentes VPN, y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.

Conclusión

Usar una VPN puede tener muchos beneficios para tu seguridad, tu privacidad y tu acceso a contenidos en Internet, pero también puede tener algunos riesgos o inconvenientes si no la usas correctamente. En este artículo, te hemos mostrado los 10 errores más comunes al usar una VPN y cómo evitarlos, para que puedas aprovechar al máximo tu VPN y evitar problemas. Esperamos que este artículo te haya sido útil e informativo, y que te ayude a usar una VPN de forma segura y eficiente. ¡Gracias por leernos! 😊

Compartir en:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *